Bordeaux, parte 2

-Buenos días! Me apetece desayunar un buen croissant. –Pues habrá que buscar algún lado. Trabajo de Mr. Vicen, encuentra un par de sitios cerca del hotel. Bajamos las maletas al coche y nos vamos en busca de uno de los sitios. Está en la plaza de la catedral, pero… CERRADO! Esta es nuestra suerte jaja!! –Venga pues vamos al que hemos visto de camino, que tengo hambre. El sitio no es que sea súper acogedor pero tiene todo tipo de repostería para desayunar. Yo, lo tengo claro croissant! Pedimos el desayuno y nos sentamos en una de sus mesas altas con taburetes altos y nos comemos los croissants, que están BUENISIMOS!! Acompañados de café y chocolate.
-Vamos a ver por donde se llega a la oficina de turismo y así vemos lo que nos falta por ver. Callejeamos hasta llegar a la Place de la Comédie donde está la Opera Nacional de Burdeos, el edificio es muy bonito. –Qué es eso? Vaya escultura más chula! Parece ser que es una escultura del catalán Jaume Plensa. Es una cara gigante que tiene un efecto en 3D, o eso me parece a mí… Jajaja!

Seguimos hacia la oficina de turismo que está al lado, y en el camino nos encontramos con un carrusel bonitísimo!! –Sácame unas fotos por fi! 


Llegamos a la oficina de turismo, está llena! Más que nada quiero entrar por si hay algún panfletillo más con alguna cosa más que ver por aquí.
Salimos y en frente tenemos la Place de Quinconces -Aquí pone que es una de las más grandes de Europa. Y ese monumento es en memoria de los Girondinos. Monumento enorme, con un obelisco en medio y a sus dos lados, dos fuentes con caballos. –Pues a mí me recuerda a la Fontana di Trevi, vamos a hacernos fotos, que cuando fuimos a Roma como estaba en obras no pudimos casi ni hacernos fotos. Sacamos unas cuantas fotos y seguimos por la plaza, que no tiene nada más, hacia el rio para bajar hacia la Puerta de Cailhau.

De camino pasamos otra vez por el espejo de agua y aprovechamos para hacernos más fotos que el día está más bonito.

Llegamos a la Puerta de Cailhau y seguimos con nuestro reportaje fotográfico, jaja!

 

 

–A mí me apetece comer algo. El algo es, QUESO! Buscamos un sitio donde Mr. Pueda matar el hambre. Pasando la puerta nos encontramos en la Place du Palais y en la misma plaza hay un sitio donde podemos degustar una tabla de quesos.

Con la tripa llena salimos del bar y… LLUEVE!! –Bueno parece que no llueve mucho no? Bajamos hasta abajo para ver esto? (Señalo en el mapa, algo que parece que hay que ver) Vamos andando y cada vez llueve más, cada vez se nos quitan más las ganas de seguir andando y la hora de comer se acerca (aún habiendo comido queso, seguimos pensando en comer).
Cogemos el tranvía hacia el centro, queremos ir hasta la Place du Parlament (donde el primer día comimos los crepes) que parecía que había varios sitios majos para comer. Como llueve… Todos los sitios están ocupadísimos!!! Conseguimos por fin un sitio en un restaurante que está en la plaza, y nos ponen en la terraza, estamos caladísimos y helados, pero no hay más! Pedimos un entrecot y magret de pato, está buenísimo!

   
 Parece que ha parado de llover y hemos acabado. De postre nos vamos a comer un crepe con Nutella en una de las tantas creperías que hay por la calle. Paseamos un poquito más por el centro y nos vamos al hotel.
Montamos en el coche y de vuelta queremos parar en la Duna de Pilat que está cerquita. Nos saltamos la indicación de la duna y estamos hartos del mal tiempo así que tiramos carretera que queremos llegar a casa ya!
Es una ciudad que me gustó mucho y nos lo pasamos muy bien, pero creo que no la disfrutamos como debíamos, el tiempo fue nuestro mayor enemigo y se nos quitaban las ganas de seguir andando. Dejamos cosas por ver, pero volveremos! Está muy cerquita de Bilbao y podemos volver cualquier fin de semana. Aun así os lo recomiendo!!
Estuvimos alojados en un ibis cerca del palacio de juzgados y de la Catedral de St-André. La noche nos costó unos 65€ y de parking pagamos 20€ un día entero. La verdad que lo cogimos con muy poca antelación y no nos paramos a mirar mucho más, pero el hotel estaba bien y la ubicación es buenísima!
Siento no poder daros el nombre del sitio donde desayunamos los croissants tan ricos, pero es que no me acuerdo del nombre… Y no! No lo apunté, así de espabilada soy yo…

Y donde comimos en la Place du Parlament: Le Bistrot d’Edouard. Comimos muy bien y no era nada caro.
Y del look ya os hable en este post anterior.
Kisses & hugs!!!

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s