Pregnancy VOL I.

Buenos días!

Como os adelanté en Instagram, estaba previsto un post que algo tenía que ver con la ranita, ahí va!

Llevaba tiempo pensando si publicar este post o no… Quiero compartir con tod@s vosotr@s mi experiencia de embarazo, parto y los meses siguientes al nacimiento de Luca. Mis dudas sobre esta publicación, son por que me salgo por completo de la finalidad del blog, pero… Esto es como mi diario personal, donde escribo sobre las cosas que más me apasionan y por que no iba a compartirlo? Quizás a algunas os ayude a quitar algunos miedos y además me apetece contaros mi historia.

Quiero dejar claro, que todo lo que vais a leer es bajo mi propia experiencia, no soy ninguna profesional.

Voy a publicarlo en varios posts diferentes, en dos os hablaré del embarazo, en otro del parto y en otro de nuestra vida con la pequeña ranita. Creo que todo en uno es demasiado para el body jaja!

Albúm de Mr. Wonderful, regalo de mis amiguitas

 

Durante el embarazo he tenido días de máxima felicidad y de muchas dudas. Han sido unos meses llenos de muchas emociones. A veces estaba súper feliz por ser mami y otras me entraban dudas de si sería capaz de hacerlo bien, el parto también me generaba muchísimos miedos, miedo a lo desconocido. Pensé que no sería capaz de dormir 5h al día y tener energía para darle lo que necesitase en cualquier momento, pensé tantas cosas… así que si alguna de las que os habéis quedado a leer este post estáis embarazadas y os pasan este tipo de cosas por la cabeza, no os preocupéis, no vamos a ser las únicas…

El día que nos enteramos que estaba embarazada no pudimos ponernos más contentos, por fin llegaba nuestra ranita. Nos enteramos a primeros de diciembre y no pudimos esperar mucho para contárselo a nuestros padres. Serían los únicos que lo sabrían junto con nuestras hermanas, queríamos esperar a dar la noticia a los demás un poco más, por que los primeros meses son los que más riesgo tienen.

Ecografía 7 semanas, aquí empezamos a llamarle “ranita” a nuestro bebé

 

No pudimos esperar a las 12 semanas y ya en Navidades dimos la noticia, nos quedaban 2 semanas para cumplir las 12 y nos parecía una fecha bonita.

Esas 12 semanas fueron de maravilla, yo ni me enteré! Me encontraba de maravilla. Tuve la primera cita con la matrona, vimos por primera vez a nuestra ranita y me hicieron varias pruebas. Por pesar más de lo que debo me tuvieron que hacer la prueba del azúcar (O´Sullivan) en la semana 10, me salió positiva, así que hubo que repetirla, salió negativa, bien! No tenía diabetes gestacional, menos mal. Me sentó fatal… Estuve todo el día mareadísima!

Cuando se acercaba el momento de cumplir las 12 semanas, me puse contentísima por que ya me había librado de las nauseas, vómitos y demás… Demasiado pronto canté victoria! Si las semanas las cumplía un martes, el lunes empecé con los vómitos…

En la consulta de esta semana, con los resultados de la analítica que nos han hecho previamente,nos dicen el riesgo que hay de que el bebé tenga algún tipo de anomalía. A nosotros nos entraron muchísimas dudas… No teníamos muy claro si el riesgo que nos dijeron era bajo o no… consulté con mi ginecólogo de confianza y me aclaró un poco el tema, pero hay una prueba que no es perjudicial para el bebé, ya que se trata de una simple analítica de sangre, en la que te dan una fiabilidad del 98% (la de la seguridad social es del 95%), y su coste ronda entre los 700-800€.

Ecografía 12 semanas, la primera en la seguridad social, nuestra “ranita” deja de ser un garbancito

 

Pasé casi 3 meses horribles, no había manera de retener nada dentro… Ni si quiera toleraba el agua! Me quedé sin fuerzas, adelgacé un montón (lo que me llevaba a pensar que el bebe no estaba cogiendo peso y me preocupaba…), me llene de ojeras, me salieron un montón de granos…

Llega la semana 16 y vamos a ver si la pequeña rana se deja ver y así poder saber el sexo de nuestro bebe, que nervios!

16 semanas
17 semanas

 

Los dos queríamos una niña, pero… Aquí nadie elige jaja, y venía un niño, no pasa nada, estábamos igual de felices.  Y además mi marido tan contento por que así no discutiríamos por el nombre de la niña, yo quería Martina o Jimena, el descartó el segundo rápidamente y Martina parecía que le gustaba, hasta que un día, se le cruzó y dijo que no, pero yo no estaba muy dispuesta a cambiar de opinión (y todos sabemos que si hubiera sido niña, seria Martina!) jajaja!!!

Pues parecía que teníamos claro el nombre, Luca. Un día me da por hablar y decir que tambien me gustan Hugo y Luken, ya la teníamos montada! Hubo varias veces que hasta llegamos a echarlo a suertes y siempre siempre salía Luca, era el que yo quería, pero Vicen se decantaba tambien por Hugo, al final, ya sabéis cual fue el ganador!

Casi en el ecuador! 19 semanas
Mi entretenimiento durante la baja 🙂

 

TO BE CONTINUED…

Kisses & hugs!

Todas vuestras opiniones son bienvenidas!

4 comentarios

  1. El embarazo es una montaña rusa llena de emociones. Yo no tuve un embarazo fácil a nivel emocional, pasaron algunas cosas alrededor y estaba cargada de miedos. Creo que, ante un segundo embarazo, me lo tomaría de otra manera.
    Pd: cuando escribo el comentario, veo las letras tan, tan grises (casi blancas) que no veo bien lo que estoy escribiendo. Sorry si mi móvil ha escrito alguna tontería 😅

    Un besito!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s