BABY IS COMING

Buenos días!

Después de estas semanitas de parón, volvemos a la carga. Lo siento, pero entre que estuve yo con un catarro del copón y luego el ordenador pues…

Bueno, continuamos con el embarazo. Si no os acordáis, podéis leer los posts sobre el embarazo aquí y aquí, pero os recuerdo que el último acabó con una visita en la semana 40+3 a la matrona y al ginecólogo, y el gine me dijo que estuviera tranquila que estaba muy verde…

Pues bien, así me lo dijo y así lo hice. Salí del médico y me fui a dar un paseíto y a casa. Al mediodía estaba en el sofá, ese ratito que tanto me gusta después de comer, y empecé a notar algo, pero no me preocupé demasiado.

Esa tarde recuerdo que no salimos,  nos quedamos en casa. Por la noche vimos una peli y Vicen se fue a la cama, trabajaba el sábado. Ese “algo” que estuve notando durante toda la tarde aumentó por la noche, estaba casi segura de que Luca estaba en camino. Empecé a anotar cada cuanto tenía los dolores y cuanto duraban, de momento eran muy soportables. Sobre las 2 me metí en la cama, no parecían ir a más.

Ay que no iban a más… a las 4:30 me desperté y ya no había quien pegase ojo, me levanté y me senté en la pelota de pilates, me vino fenomenal!! Estuve casi 3h en la pelota y apuntando… Sí, me emparanoié con lo de apuntar el tiempo, pero no quería ser la típica que va al hospital a la primera de cambio y que me mandasen a casita.

No quise despertar a Vicen hasta estar segura, y cuando me decido a despertarle y le digo “Vicen, creo que nos tenemos que marchar”, él que no se había enterado de nada y estaba dormidísimo me contesta “A Donde?” Jajaja!!!! Llamé a mi madre para asegurarme de que lo que tenía eran contracciones, sí soy así de pava…

Seguí aguantando en casa un poco más, más que nada para no pillar el cambio de turno en el hospital. Nos duchamos, preparamos y pusimos rumbo al hospital.

Mis contracciones se reflejaban en la espalda, me daban unos pinchazos en la zona lumbar… Al llegar al hospital y bajar del coche, cada vez que venía una tenía que parar!

Llegamos al hospital sobre las 9 o así.

Me pasaron a consulta para hacer un tacto y de allí me pasaron a un box y estuve 2h con los monitores, para controlar las contracciones.

Volví a la consulta con la doctora y efectivamente, Luca venía en camino, así que… Nos quedamos!! Me cambian el outfit y me dan esa maravillosa bata azul jajaja!!! Y me pasan a la sala de dilatación, estuve muy muy tranquila, cosa que me sorprendió, hasta este momento, el momento de entrar en esta sala me puso… Pero me duraron muy poquito los nervios, enseguida me tranquilicé, por que, no iba a conseguir nada… Así que me relajé. Tuve suerte por que esa misma habitación se convertía en sala de parto y así no tendría que moverme de allí.


Vino la matrona que me asistiría el parto, se nos presentó y nos contó como iba a ser todo, teníamos claro que queríamos que fuese un parto vaginal, pero si había un mínimo riesgo de algo y había que hacer una cesárea, adelante. Y aquí quiero hacer un inciso.

El otro día leí un post de mi gran insta-amiga Gema, sobre su parto, el cual fue por cesárea, y quiero darle mi apoyo y deciros que estoy totalmente de acuerdo con ella. La meta de un parto, como bien dice ella, es que el bebé y la mamá puedan estar juntos y bien, el proceso  no importa, ninguna es más madre por tener un parto vaginal, ni por parir a un hijo y es que últimamente lo natural como decía otra de mis grandes insta-amigas Sonia, está sobrepasando un poco los limites. Así que chicas, no os llevéis ningún disgusto si por lo que sea os tienen que hacer una cesárea, si los profesionales toman esta decisión es por algo y la única diferencia es que es otra forma de dar a luz a nuestros hijos, nada más. Os dejo al final del post, los links de sus blogs, por que son una maravilla y os invito a que paséis por allí, seguro que os gustan!!

Después de que la matrona nos contase todo, y de yo hacerle MIL preguntas, nos dejaron allí tranquilitos, yo pedí la pelota, por que en casa me había venido muy bien para las contracciones, pero no se que tengo yo en mi tripa, que los monitores no me cogían bien ni las contracciones ni las pulsaciones del bebé, así que no pude usar la pelota…

Las contracciones iban a más y ya sobre las 14:30 me rompieron la bolsa, para monitorizarme por dentro y así poder ponerme la epidural, aguanté algo más desde que me la ofrecieron, por que me dijeron que quizás la epidural retrasaba la dilatación, llegué de casi 4, y en el momento de la epidural estaba de 5, había dilatado poquito así que no quería tener un parto de estos de 48-72h y por eso aguanté (tampoco te asegura nadie que no vaya a ser un parto largo, pero bueno), la anestesista me dijo que no había necesidad de estar aguantando esos dolores, así que me la pusieron. También me pusieron algo de oxitocina para la dilatación. Conseguí descansar algo y echarme una siestita.

En dos horas estaba ya de 8, eso iba rapidísimo! Y ya a las 17:30 estaba completa y empezábamos a empujar!! Así que chicas, si os vais a poner la epidural no esperéis, no aguantéis!! Por que BENDITA EPIDURAL!!!!

Una de las preguntas que le hice a la matrona es, que cuanto tiempo solía tardar el bebé en salir, cuanto tiempo tenia que estar yo empujando. Me dijo que el expulsivo eran 2horas, ya sabéis que no todos los casos son iguales, hay quien está más tiempo y hay quien está menos. Empecé a sudar solo de pensarlo jajaja!!

Pero nooo, una vez completa, me incorporaron la cama para que el bebé fuese bajando, yo os lo explico con mis palabras y seguro que así nos entendemos todos jaja!!

Al cabo de casi una hora yo tenía una necesidad de empujar increíble y así se lo hice saber a mi matrona. Me hizo un tacto para ver como estaba el bebé y parecía que aun tenía que bajar un poquito más y probamos a hacer unos pujos, parece ser que empujaba bastante bien, y entre eso y mis ganas de empujar, que cada vez iban a más (esas ganas, aun estando con la epidural se notan y es lo que nos ayuda a empujar, es como una sensación de necesidad de ir al baño) se prepararon y ya era hora de dar la bienvenida a la pequeña rana. Que emoción en cuestión de nada, íbamos a verle POR FIN la cara a nuestro pequeñín, entre una cosa y otra cuando me puse a empujar en serio, serian las 18:35 o así. No os voy a mentir este momento fue un pelín doloroso, nada que no pudiese aguantar, recuerdo a Vicen a un lado y a mi ama al otro y yo diciéndoles “ayy que duele” y ellos me tenían cogida de las manos y de las piernas (por que con la epidural se me quedaron tontitas y no era capaz de aguantarlas yo sola) y dándome ánimos, fueron el mejor apoyo que pude tener en ese momento. Nadie lo hubiese hecho como ellos!!

Fueron 5-6 empujones y a las 19:15 ahí estaba él… Me lo pusieron encima y fue… LO HABIAMOS CONSEGUIDO! Me gustaría contaros con palabras cuales fueron mis emociones y sentimientos en ese momento, pero es que no puedo explicarlo. Me quedé… Luca lloraba, y yo le daba besitos en la cabecita y se calmaba… Miraba a Vicen y es que mis emociones eran increíbles, allí estábamos por fin los 3 juntos.


No podía verle a Luca la cara pero me daba igual le sentía, le tocaba… Eso sí me daba miedo hacerle daño y no quería ni girarle, solo abrazarle y besarle. No se me olvidará nunca ese momento, ese olor, ese llanto… A mi no me salieron ni las lágrimas en ese momento.


Como veis, fue un parto muy muy bueno, de verdad. Las contracciones fueron dolorosas, pero bueno pensé que serían más insoportables, la hora de empujar que os digo que fue doloroso, fue un momento, pero hubo que pasarlo.


Aun así, tuve un desgarro muy grande, creo que fue por que Luca salió tan rápido, que ni las de nido estaban con nosotros y tuvieron que venir a todo correr, que no le dio a la matrona tiempo ni de girarle para que saliera y salió tal cual estaba. Me estuvieron cosiendo casi las dos horas que tuve a Luca conmigo antes de que le vistiesen y demás… Pero esto os lo voy a contar en otro post con las emociones que vivimos los días posteriores al nacimiento de Luca.

Solo puedo deciros a las futuras mamis que me leéis, que de verdad estéis tranquilas, que las cosas fluyen solas. Los nervios no nos ayudan nada y que sí que realmente se sabe cuando el baby quiere llegar a este mundo!!!

Y yo decía, como voy a estar tranquila en ese momento!!!??? Como voy a saber que ya viene!!!??? Y creo que son preguntas que nos hacemos todas y al final nos damos cuenta que sí que es cierto todo esto, sabes cuando viene y que somos mucho más fuertes de lo que creemos!!

Os recuerdo que esta es mi experiencia, que cada una tiene la suya propia, pero espero que os ayude a las futuras mamis saber un poquito más de este proceso.

Y si habéis aguantado hasta aquí, muchísimas gracias por leerme, por aguantar esta chapa!!!

Como os he dicho, os dejo los links de dos SUPER BLOGS de dos SUPER PERSONAS!

Gema: https://missestratagemas.com/

Sonia: http://www.sinsaposniprincesas.com/

Si tenéis alguna duda o queréis saber algo más o se os ocurre alguna cosita, ya sabéis que podéis comentarlo!!!

Kisses & hugs.

 

Anuncios

11 comentarios

  1. ayssss y yo soy asi de tonta y estas cosas me emocionan tanto que tengo que aguantar la lagrimilla….
    enhorabuena por esa ranita, tu una campeona.. y el apoyo incondicional de las personas que mas te quieren, siempre sera el mejor apoyo!!!!!
    ahora solo toca disfrutar cada dia, que crecen tan rapido…..
    un besote para los 3 familia

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha encantado leerte,como siempre.Tienes esa capacidad de transmitir a la perfección lo que sientes y eso llega al lector.Me he sentido muy identificada cuando has hablado de la cesárea porque yo durante unos días me sentí algo extraña,como si mi parto no hubiera estado a la altura Después te das cuenta que, como tú muy bien dices ,no hay clases ni distinción.Un besazo enorme preciosa y de nuevo felicidades por el blog.

    Le gusta a 1 persona

  3. Bendita epidural! Eso dije yo cuando me la pusieron también. En mi caso, fue poner epidural y algo de oxitocina y, en 3 horas, Violeta estaba fuera. Hay veces que pienso que si el expulsivo dolió con epidural, cómo será sin ella… ¡brrrrr! Jajaja

    Me gusta

  4. Que bonito el post! Ha sido muy emocionante y cercano. A mí me gustaría ser mamá en un futuro pero como a todas me da un miedo terrible ese momento. Yo creo que es como todo el miedo a lo desconocido y no saber que te vas a encontrar. Pero la recompensa debe de ser tan grande. sigue contándonos cosas de tu experiencia! Un besazo

    Le gusta a 1 persona

    • Efectivamente! Es el miedo a lo desconocido! Yo tambien estaba “cagadita” pero al final es un momento y como tu dices, la recompensa es… no puedo estar mas de acuerdo con tus palabras!!! Seguiré soltandoos chapas de este tipo sí!!! Gracias neni 😘😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s