Primeros miedos…

Buenos días!!!

En el post anterior sobre la maternidad os hablaba sobre los cambios que experimentamos durante el embarazo y el posparto. Si os lo habéis perdido podéis leerlos aquí y aquí.

Hoy quiero contaros un par de anécdotas según nació Luca, ahora lo llamo anécdotas pero ese día fueron miedos.

El primer pañal se lo ponen las matronas, siempre delante de nosotros pero son ellas las encargadas de vestirle. Después de las 2h aprox. Que pasamos en el paritorio, subimos a planta y una vez en la habitación nos dicen que hay que cambiarle el pañal… Mmmm, sí claro, como no y sonríes. Pero yo pensaba “ay por favor, que se lo cambien ellas, que yo no tengo ni idea!” Y sí chic@s, estaba cagada!!!!!! Como iba a cambiarle yo el pañal si JAMÁS en mi vida había cambiado uno y encima es enano, no quiero hacerle daño, no quiero que se rompa!!!!! Pero al final llega un momento que no nos queda otra, nos armamos de fuerza y se lo cambiamos, y para nuestra sorpresa, NO SE HA ROTO EL BEBÉ!!! Bfff que alivio… Los demás ya… Van solos jajaja!!!!

En mi caso, decidí darle biberón desde el primer momento, creo que ya os lo había dicho. Y no, el primer biberón no se lo di ni yo ni su padre, se lo dio mi madre. Pero el segundo ya nos tocó a nosotros. Estábamos solos en la habitación y el niño dormía como un tronco, pero habían pasado ya las 3h y teníamos que darle de comer. Le cogemos de la cuna, con mucho cuidado por que aun seguimos creyendo que el niño se puede romper con solo mirarlo :), y le damos el biberón, el niño está taaaan dormido que ese biberón no baja… Ten cuidado! A ver si el niño se va a ahogar! Ay corre quítale el biberón, no sea que se ahogue… Pero el niño tiene que comer… Llamamos a la enfermera y le comentamos nuestra preocupación, es que no come… Nos dice que es normal , que hay que despertarle, le pega un par de meneos, bajo nuestra mirada de “ay ten cuidado que se puede romper!” Y por fin gracias a nuestra “hada madrina” conseguimos que se tome su biberón!!! Venga bien! Ya sabíamos otra cosa más, unas cosquillitas en los pies y un par de cambios posturales y el pequeñajo se despierta para comer y lo más importante, NO SE ROMPE!!!

Y llega la hora de dormir, bueno, de cerrar un ratito los ojos. El bebé duerme como un tronco, es normal que las primeras 48h estén dormidos. Pero… Y si deja de respirar?? Pues ahí me tenéis señoras y señores, toda la noche asomada a la cuna, comprobando que respira!!! Jajaja!!! A día de hoy, he de deciros, que de vez en cuando también lo compruebo eh?! No paso las noches apoyada en la cuna, pero sí, lo compruebo! Jajaja!!!

Con estas ahora ya, anécdotas, espero que hayáis pasado un ratito divertido, tenemos miedos, que a la larga nos damos cuenta que… Todo es más fácil de lo que parece, pero nadie nos prepara para esas primeras veces. Así que no os preocupéis por sentiros torpes, nuevas… Y si hay que pedir ayudar, pedidla! Que nadie nacemos sabiendo y estos pequeñines, no vienen con instrucciones!

Hablando de primeras veces! Me viene a la cabeza, el primer baño. Nosotros le bañamos por primera vez cuando tenía 20 días, no hay una fecha marcada para el primer baño del bebé, a nosotros nos dijeron que una vez que estuviésemos ya con una rutina y tranquilos en casa, era el momento. Aun así, creo que no estuvimos tranquilos hasta que Luca tuvo mes y medio, pero vimos que ese día era el momento. Bueno pues aquí salen otros miedos a florecer! Le quemará el agua? El termómetro, dice que está a temperatura óptima, así que parece estar lista! Se resbalará? Bueno, tenemos una bañera, de la que os hablé aquí, que tiene un accesorio para apoyarle así que es más complicado que se resbale. Llorará? Para nuestra sorpresa, le encantó el baño, y una vez superado este miedo, superado todo!! Ahora la hora del baño, es divertida, no le pasa nada por que le entre un poco de agua en los ojos, ni por que trague un poquito de agua… Además nosotros le hacemos ver que el agua es divertida, jugando con ella mientras le bañamos!! Estoy deseando de apuntarle a un curso de natación para bebés!!

Espero que os haya gustado este post! Y como os decía al principio, lo que los primeros días son miedos, se acaban convirtiendo en anécdotas!  Me he reído mucho recordando esos momentos y viendo como cambian las cosas en tan solo 5 meses… Como os digo siempre, estamos aprendiendo tanto con él…

Kisses & hugs!!!

4 comentarios

  1. Ay mi niña!!!Cómo me he reído contigo.Yo ya tenía tres sobrinos a los que había cambiado ya muchos pañales y había cuidado siendo muy jovencita así que yo no pasé por tus miedos pero sí que es verdad que si no tienes experiencia debe de ser muy difícil al principio!!¡😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s